jueves, 22 de mayo de 2008

DOMA DE GITANA Y SAETA



Esta era Gitana, una yegua hispanoarabe, que nadie hubiera dicho que iba a ser tan noble y mansa, despues de tal y como vino a mi casa, salvaje perdida, y destructiva, jajajajja







Y esta es Saeta, oooootraaa destructiva, madre mia no tengo mas que terminators, jajaja




En lo referente a la doma de Gitana y Saeta. pues como ya he contado muchas veces, las compramos salvajes y las domé yo misma, a una con 6 años y a la otra con 8.
Gitana, fue una compra tonta, digamos, una compra de porque sí, porque en realidad no nos hacía falta otro caballo y menos salvaje, pero es que no sabia ni lo que era una cabezada de cuadra, era increible, estaba en un corral, y no se podía uno acercar a ella porque salía corriendo o tiraba patadas o alguna monada parecida, y voy yo y la compro, que es que estoy majareta, y va mi marido y está de acuerdo, jajaja, de verdad que caos somos, pero bueno he mentido un poco, si que fue la compra así, que no venia a cuento, pero algo de lógica si tenia porque esa yegua que era torda muy clara , casi blanca, que era joven tenia 4 años, pues estaba preñada, de un caballo de capa albino y allí en el corral ese con ella estaba su hija de 2 años que era de capa baya, precioso pelaje dorado, con las crines negras, y bueno ya que quería tener potrillos y que no iban a ser puras razas, sino cruzados pues al menos que fueran algo especial y que no tuvieran el color que tienen todos los caballos no??? Por eso, porque el potro que tendría esa yegua tenía un 90% de posibilidades de ser bayo, pues por eso la compramos.
Con gitana llegó un pack completo compuesto de, Gitana, Petra (la pona) y un carrito remolque para el coche para engancharlo y llevar el bidón de agua de 1.000 litros que utilizamos para ir a recoger el agua que beben posteriormente mis caballos porque en mi finca no hay agua.
Por lo que me contaron el meter a gitana en el camión fue una odisea tal que el camión llego a mi casa a las 12 de la noche en julio del 2002. Bueno cuando ella bajó del camión, se organizó tal movida que no sabíamos como hacer, ya que ella empezó a pegar a todos los caballos que andaban por allí, porque en aquel entonces no teníamos boxes, y estaban todos sueltos, y no veas la que organizó, nos fuimos porque no queríamos ni verlo la verdad.
Después de esto, ella no se adaptaba a los demás caballos, me los tenia matados a patadas, y yo la verdad que ya estaba de los nervios, llame al vendedor , que yo este hombre ya lo conocía porque nos había vendido a luna, y por eso me fiaba de el, y le dije que viniera a ver la yegua que esa yegua era terminator, y que yo no la quería que me iba a matar a los demás que me la cambiara por otro, el me dijo que aguantara un poco mas, que se adaptaría , yo le conteste que vale, pero que como hiciera otro incidente mas, que el veterinario lo iba a pagar el.
Total que a los 15 días justos Gitana se adaptó, aunque siempre fue una marimandona, pero ya por lo menos no era esa agresión que tenía, eso sí cuando había comida no se podía acercar ninguno a ella.
Así que a.C. se quedó Gitana, con nosotros, y yo deseando que tuviera el potro ya de una vez. Pero entre tanto pues yo iba intentando acostumbrarlas a las dos Gitana y Saeta a nuestras maneras de hacer y ser, y a convivir con las personas, arriesgándome miles de veces a una patada, y demostrando en estos casos que se ponen dominantes mi superioridad de líder de la manada como si yo fuera un caballo mas, y así poco a poco, pues fueron entrando, una mas que la otra, porque Gitana que al principio era la peor, se dió de una manera que se convirtió en MANSISIMA, pero vamos un perrito, con la edad tan joven que tenia esto no es usual, un animal tan tranquilo, tanto que el montarla no fue ningún problema, al contrario casi el problema era moverla, que echara a andar, jajaja, madre mía como cambian los caballos cuando ven que están seguros en un sitio. Si tanto me fiaba de ella, que aún no estaba del todo domada y me iba con ella yo sola por el campo. Esto no es muy recomendable hacerlo, porque deben ir abrigados por otros caballos mas campeados acostumbrados ya a toda clase de paisajes, caminos, ruidos etc..., estos caballos se llaman los "padrinos", pero yo no tenia oportunidad, porque cuando esto pasó aún no tenía alumnos ni nada de esto, entonces pues estaba yo sola, y bueno alguna vez convencía a Juancar de que viniera pero pocas la verdad, así que sola. La gente me decía que tenía dos huevos, jajaja, te digo que tengo amigos que no se atreven a esto y han llevado a domar a sus caballos a otra gente, que encima de costarles un ojo de la cara pues no están domados a su gusto.
El caso de Saeta fue diferente, Saeta tiene mucho más temperamento, pero el hecho de ponerle la silla y esas cosas pues no supuso tampoco ningún problema, lo único que el apretarle la cincha no la gustaba (hay muchos caballos que les pasa), esto de apretar la cincha al principio y siempre después, hay que hacerlo con cuidado ya que puede ocasionarles traumas importantes, una tontería que parece, pero no lo es, hay muchas cosas que causan traumas a los caballos y no nos damos cuenta, y luego un caballo maravilloso de repente un día empieza a hacer algo extraño que nunca hizo y no sabemos de donde viene esto, y esto seguro fijo que es una defensa ante un error nuestro, así que cuidad in, las cinchas hay que apretarla nada mas cuando la pones en un punto floja, el caballo cuando tu aprietas la cincha se hincha para que después le quede floja y no le moleste , son muy listos, con lo que hay que volver luego a ajustar, se le da unas vueltas al paso porque al andar tiene que desinflarse y se le para y se le vuelve a apretar, así poco a poco un poco mas cada vez, hasta que le queda prieta y su cuerpo se ha ido acostumbrando a esa presión, si ajustamos la cincha de golpe, a lo bestia, le hacemos una impresión horrorosa, y un daño y seguramente pellizcos, que le pueden causar un odio a las cinchas, que luego hay caballos que hasta te muerden y tiran patadas al apretar la cincha.
Saeta era de estas, pero como se la trató bien y no se la hizo daño y se iba con mucho cuidado pues el problema se corrigió sin más, y hoy en día como si le tiras la silla desde 20 metros y le cae encima que no se mueve. Otro problema parecido tuve con la cabezada, que en una ocasión que la dejé a un alumno pues, claro ellos quieren ayudarte, que la mayoría de las veces no te ayudan, sino que es todo lo contrario, y además lo peor es que puedan ocasionar algo como lo que ocurrió, que la culpa es mía desde luego por dejar la yegua, pero la verdad no pensé que pasara. Lo que ocurrió, es que al quitar la cabezada, no tuvieron cuidado o mejor dicho no tenían experiencia, y el bocado le quedó enganchado en su boca en la mandíbula inferior, y la yegua al sentir daño se asustó y tiró, en vez de tirar cabezada y todo al tirar la yegua pues no lo hicieron porque no se les escapara, que vamos es mejor que se escape, a que pase esto, ya la cogeremos. Total que claro a la siguiente vez que le fui a poner la cabezada, dijo que para mi tía la del pueblo, que no se la ponía, que no había manera, la yegua dando tirones para atrás, levantando la cabeza a las nubes para que no se la pusiera, y yo así no llegaba a ponérsela, cerrando la boca herméticamente, dando cabezazos, en fin un desastre, estás cosas, que parecen tontas, y que sólo pasan una vez, por lo general, después cuesta la leche arreglarlas, y muchas veces no se arreglan, porque el que las arregla no tiene la suficiente paciencia.
Yo no es que sea una persona precisamente paciente, porque no, pero con los caballos , he descubierto que si, nos complementamos tanto, que a mi, se me quitan los nervios y las impaciencias, que cosas no???, porque en mi vida diaria soy todo lo contrario, quizás por eso los quiero tanto.
Con los caballos lo mejor que hay en el mundo es la paciencia, con paciencia se consigue todo pero todo, tarde o temprano, así que me arme de ella, y me dispuse a ponerle y quitarle la cabezada a Saeta todas las veces que fueran necesarias para volver a convencerla que el quitar la cabezada no era un dolor, sino una cosa normal que no hacia daño y que no pasaba nada.
La cosa fue que además de aprender a poner y quitar la cabezada , aprendió también a bajar la cabeza, porque como cada vez que yo intentaba ella, levantaba su cabeza a las nubes, pues yo le decía , "baja la cabeza" todo el rato a la vez que la presionaba en lo alto de la cabeza para que la bajara, así que ahora cuando digo "baja la cabeza" sin tocarla ni nada ella baja la cabeza sola, y ya la pongo la cabezada. Me tiré una tarde entera poniendo y quitando sin parar la cabezada, y después meses, poniendo y quitándosela 3 veces antes de que se la quedara ya puesta, cada vez que íbamos a trabajar hacia un quita y pon 3 veces y ya se la dejaba puesta, así hasta ahora que ya digo que baja ella sola la cabeza, tanto se lo machaque, que madre mía, ahora que , soy la única que le puede poner la cabezada a Saeta, a los demás no los deja, jajajja, es listísima.
De todas formas Saeta al final ha sido mas terminator que Gitana pero de aquí a Lima, porque todo lo destrozaba, todo lo rompía, hasta las paredes a patadas, tanto era así que dije que la vendía, me lesiono a Cisco que yo creía que lo había dejado cojo para siempre, en la vida he visto una mano de un caballo tan hinchada y herida como la de cisco ese día. La valla de la finca la destrozó también, y se escapaba y cuando no era por el agujero se escapaba saltando la valla, bueno miles de cosas de estas. Que yo estaba desesperada, y dije que a la venta.
Saeta la compró Juancar, mi marido, el la encontró y fuimos a verla a Ávila, es PRE y tiene su carta, nos costo, salvaje, 2900 euros en el 2002. Nació en el 96 y tenía 6 años cuando se compró, y bueno eso me daba pena, también, que Juancar decía que claro como no la elegí yo pues que no me gustaba, no era por eso es obvio , a mi me gustan todos los caballos , pero es que era ella o los demás, y mis nervios.
Total que no la vendimos porque nadie la compró, nadie quería una yegua salvaje y menos en ese precio porque claro no iba a perder dinero yo encima, se quedó, pero es cuando empecé a trabajar con ella en serio, dije a ver quien gana, ya lo veremos, y cuando tenía ya 8 años empecé su doma, que la gente de allí conocida que tiene caballos me decían que era una locura que los caballos se doman de potros que era muy mayor para domarla, y que me iba a matar.

Buahhh, yo ni caso claro, dije vale vale, pues ya lo veremos, y yo empecé mi trabajo, primero pie a tierra con la cuerda larga y poniendo solo la silla y na mas, que aprendiera a trabajar a la cuerda y las ordenes de la voz, no había manera porque era una cabrita, y me costó muchísimo que entrara en la dinámica de trabajo y sin dar arreones ni botes, ni sustos que no venían a cuento, ni arrastrarme de la cuerda detrás de ella.
Un buen día que ya la había dado cuerda mucho rato, cogi y la puse encima de la silla un plumas mío, y lo ate en la silla , de manera que las mangas del plumas le daban en los costados, y también volaban con su movimiento, y lo que yo pretendía con esto es que se acostumbrara a notar algo a sus costados y a ver por sus rabillos del ojo algo ahí puesto moviéndose, la verdad que fue un exitazo, con los caballos nunca se sabe, te piensas que van a hacer algo o a montar el pollo y de repente no hacen nada y cuando piensas que no hacen nada montan el pollo, jaja, así que nada ni se movió, entonces pues me subí, con la cuerda puesta, y Juancar sujetándola, pues el iba andando delante llevando la yegua del ramal conmigo subida encima, yo no quería hacer nada mas que se acostumbrara al peso, después mas adelante ya se la daría cuerda con jinete y esas cosas, lo que pasa es que yo tenia una desventaja y es que estaba sola, y Juancar me ayudaba cuando podía , pero eran pocas veces, así que íbamos lentas en los avances.
El primer día que me subía a ella sin cuerda ni nada, no se movía del sitio, en cuanto sintió las piernas dándole a los costados para que empezara a andar se negó rotundamente, se cerro en banda y no había manera de moverla, aunque yo me ayudaba con la fusta porque ella no conocía las ayudas, pero tampoco quería darle fuerte con la fusta para no espantarla, total que se mosqueó y empezó a tirar patadas como una loca sin moverse del sitio, algunas que casi hacia el pino, mi marido decía que me bajara, y yo decía, que si me bajaba ahora yo habría perdido la batalla y ella ganado y ya nunca la haría andar, o por lo menos me costaría el triple de trabajo, que tenia que andar ahora o tirarme una de dos, tampoco me gustaba que me tirara no por tirarme en si, sino porque seria una lama lección para ella, tirar al jinete es como una mala lección, que la enseña que cuando algo no la gusta puede hacer desaparecer de su lomo al mosquito que lleva encima molestándola, y eso no es nada bueno.

Pero bueno yo ahí seguía, hasta que ella se cansara, yo sabia que se iba a cansar, pero cuando??? jajaja, sobre todo cuando estas en una situación así el tiempo te parece el doble, pero bueno estuvimos tiempo de todas formas una horita mas o menos en esa tesitura, hasta que ella ya cansada, dió dos pasos, al indicarle yo con las piernas y la fusta a la vez, en vez de patadas como estaba haciendo todo el rato , dio 2 pasos, y en ese momento, ya no insistí mas, la acaricié muchísimo, diciéndole todo el rato "muy bien " y la di unos azucarillos, en premio, me bajé y para la cuadra, no hay que abusar de los caballos cuando después de una sesión de estas de no querer hacer nada, de repente lo hacen, en ese momento hay que hacerles ver que eso era lo que queríamos y dejarlos con su premio, eso lo asociaran en veces sucesivas y cada vez será mas fácil que hagan algo.

Así fue desde luego, aunque aún hubo unos días de pegar patadas, pero desde luego ya nada que ver con el primer día y cada día era a menor, hasta que no las dió y salía andando con si tal que es lo que tiene que hacer, me costo un poco, pero finalmente pues muy bien.

Así estuvimos trabajando ya todos los días (fines de semana) que yo podía montar, ya había empezado con los alumnos, así que una de ellas, una chiquita me ayudó para empezar a sacarla al campo, como dije con Gitana me fui yo sola, con esta no podía porque era otro carácter, así que me busque una ayudante, y salimos ella montada en Saeta y yo con otro caballo , yo llevaba a Saeta enganchada con un ramal, iba al lado de mi caballo, pero ella sabia que iba cogida por mi por el ramal, hubo unos cuantos sustos, pero la cosa fue muy muy bien, además como iba con el ramal pues no había demasiado peligro de que escapara con la chica encima o algo así, o pegara botes o algo.

Luego ya empezó a salir sin ramal ni nada y ya la llevaba yo y bueno sigue siendo la mas asustica de todos, es que los demás no se asustan de nada, y ella se asusta algunas veces, pero vamos nada parecido con lo que era, hemos llegado a un nivel de entendimiento que es increible, nadie monta en Saeta como yo esa es la verdad, porque parece que me lee el pensamiento, si monta alguien que no soy yo, se asusta el triple que conmigo, va mal, sacudiendo la cabeza porque le molestan de la boca que la tiene muy sensible, en fin mil cosas, pero yo la verdad que estoy ahora muy contenta con ella, pero mucho, ayer precisamente nos dimos un paseo, precioso, con mis chicas, musan , Sonia , claudia y Sofía, y no veas como iba Saeta, después de 15 días sin salir al campo, divinamente, con mucha fuerza pero divina, así que ahora ya de venderla ni hablar de la peluca, claro esta, jajaja, y bueno en el supuesto caso que tuviéramos que venderla por necesidad y no quedara otra, pues desde luego su precio ahora estaría triplicado.
Ahora, en estos momentos, Gitana ya no está con nosotros, porque como dije la vendimos a un amigo, y Saeta sigue su aprendizaje para seguir mejorando, es una yegua espectacular, y ahora la esoty enseñando un poco de doma, paso español, apoyos, paso atrás, salida a galope desde parado, etc.. algunas cosillas, que para lo poco que podemos trabajar, la verdad es que lo hace de maravilla, estoy muy orgullosa de ella, y vamos de venderla nada de nada.
Ahora pongo unos videos de Saeta, lo siento de Gitana no tengo ninguno creo.....

video

video

video

No hay comentarios: